Tomar conciencia, ayuda

Unicamente a traves de ser conscientes de nuestra responsabilidad, de nuestras decisiones, de nuestras limitaciones, podemos crecer como seres humanos.

miércoles, 2 de marzo de 2016

AHORA ES DIFERENTE...Emoción...Cambio...Acción.

Poner atención en las señales que observamos y que cada vez son mas clarificadoras, si sabemos tener una intención interpretadora de estas, nos hace ir un tiempo por delante de los sucesos que nos esperan como consecuencia de nuestros actos.

Antes me sentía atrapado por esta observación, midiendo y calculando una respuesta imaginaria en miles de los casos de los millones posibles, una locura.

AHORA, AHORA ES DIFERENTE...Me doy cuenta de que puede suceder algo en tal o cual sentido debido a las interpretaciones que hacen los demás de mis actos. Dejando que suceda lo que sea que tenga que suceder y aún previendo que todo no esta bien, NO ANTICIPO LA RESPUESTA ESPECIFICA A LO IMAGINADO, mas bien tengo en cuenta como me siento y cual es la emoción general que me embarga o las varias que tienen lugar...

Y sobre todo dejo que sean los demás quienes expresen sus sentimientos y me dejo sentir que me pasa con ellos. Parece fácil, pero en mi dificultad relacional me había quedado atrapado en manipular la situación para que me fuese favorable y salir indemne de las situaciones.

AHORA NO, AHORA ES DIFERENTE.

Y desde estar presente me resulta mas sencillo poner límites, pedir disculpas, sentar las bases de cuestiones futuras, acompañar, y ayudar todo lo poco que se debe ya que hacerlo en exceso es vender una moto o pretender manipular en tu favor...Cuestión que mina el crédito relacional.

Deseo que la cotidianidad siga apaciguando lo descontextualizado, ya que en este ejercicio de tomarse el tiempo necesario y no soltar las cosas sin digerir ligeramente es donde las relaciones se resienten al no sentirse respetadas, o al menos este es mi caso.

El respeto es el ejercicio de observar al otro y comprender sus circunstancias. OBSERVAR lleva su tiempo. Mirar es cuestión de un instante. RESPETO también es que una vez observadas las circunstancias del otro me permita decirle como me siento, dándole espacio para que se muestre.

Así crecemos y crezco...Y noto que no va mal este crecimiento...

AHORA SI, AHORA ES DIFERENTE.

Es justo que diga también que observar a los demás y enjuiciar todo desde la exigencia de perfección no nos dejara ver personas a nuestro alrededor si no mas bien seres poco humanos y esto no es así en ningún caso...Y sobre todo y lo mas importante lo diferente es que TODXS TENEMOS TODAS LAS CIRCUNSTANCIAS OBSERVADAS EN LOS DEMÁS EN NUESTRAS PROPIAS VIDAS.

Lo que sucede es que ser consciente de la proyección que somos, nos humaniza tanto que a veces es DURISIMO DE OBSERVAR.

Para ver los rotos de los demás,  irremediablemente tenemos que llevar puestas nuestras gafas rotas.

Con las gafas de la comprensión solo podemos comprender. Y con las de la aceptación, aceptar.

Para cambiar las cosas no es necesario tener las gafas de las rebeldía todo el rato ya que estas solo nos dejarán ver rebeldes...para cambiar las cosas lo que funciona son las gafas del cambio.

ESTAS DIPUESTX A CAMBIAR???

2 comentarios:

Emi de la Llave dijo...

Querido Adolfo, amigo. Como me gusta lo que has escrito. El tema de nuestras transformaciones interiores es lo más asombroso del mundo, el tomar conciencia de nuestro hacer, sentir y pensar es imprescindible para mejorar como personas. Me alegro muchísimo de haber estado cerca tuyo viendo esa transformación y lo que nos queda juntos. Te quiero mucho

Adolfo dijo...

Muchas gracias, Emi. Te quiero un montón. De transformaciones va la cosa... Flexibles para llevarlas sin que en esencia dejemos de ser nosotrxs... Un beso.